Sin ttulo copia

México: Procuraduría General confirma que sicarios ejecutaron a los 43 estudiantes

 

El caso de la desaparición de 43 estudiantes secuestrados en el estado de Guerrero arrojó hoy un desenlace que horrorizó a México y al mundo: sicarios de Iguala confesaron que los jóvenes fueron ejecutados y sus cuerpos incinerados, según reveló la Procuraduría General de México.

El rapto masivo había sido denunciado el 26 de septiembre pasado. Desde entonces, familiares de los alumnos normalistas mantienen una campaña para que se aclare su paradero.

Los antecedentes que llevaron a la trágica confirmación fueron entregados por tres nuevos detenidos en el marco de la investigación del caso. Los sujetos afirmaron que el crimen fue cometido por miembros del grupo criminal Guerreros Unidos, que actúa en Guerrero en connivencia con autoridades locales.

Los tres individuos se declararon autores confesos de los homicidios.

El fiscal general, Jesús Murillo Karam, hizo el anuncio en una conferencia de prensa en la que anunció la captura de Patricio Reyes "El Pato", Jonatan Osorio "El Jona", y Agustín García "El Chereje".

Cruel ejecución masiva

Según las confesiones, los estudiantes, que habían sido detenidos por la policía municipal, fueron entregados a sicarios del grupo Guerreros Unidos, quienes los llevaron a un basurero en la localidad de Cocula, hacinados a bordo de una camioneta y un camión.

Varios de los estudiantes, golpeados y malheridos, murieron asfixiados durante el trayecto.

Una vez en el vertedero, los sicarios habrían interrogado a sus prisioneros en torno a acciones de oposición contra el alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y su esposa, María de los Ángeles Pineda.

Luego, los sujetos ejecutaron a los jóvenes y apilaron los cuerpos junto a trozos de madera, neumáticos y materiales combustibles. La pira ardió durante 14 horas y los cadáveres quedaron reducidos a fragmentos: los asesinos buscaban dificultar al máximo la identificación de las víctimas.

Murillo confirmó que las pesquisas realizadas dentro de la investigación del caso arrojaron el hallazgo de restos humanos quemados sin identificar en el basurero y en bolsas arrojadas a un río.

Difícil identificación de restos

El fiscal reconoció que debido a la "extrema calcinación" de los restos obligará a enviarlos a laboratorios muy especializados en Innsbruck (Austria) para determinar su identidad.

"Mientras tanto se les seguirá considerando desaparecidos", afirmó el fiscal, que antes de hacer el anuncio ante la prensa tuvo una reunión con familiares de las víctimas en Chilpalcingo, a 280 kilómetros de la capital.

"Fue una reunión dolorosa, tranquila, muy respetuosa y para mí muy triste, verdaderamente triste", indicó.

En el anuncio, se mostraron videos de las declaraciones de detenidos y de las investigaciones de peritos oficiales y de un grupo independiente de antropólogos forenses argentinos, donde se los ve recogiendo dientes y otras evidencias.

En el marco de la investigación de la trágica masacre, que ha conmocionado a México y al mundo, esta semana fueron detenidos el alcalde y su esposa, acusados de estar vinculados a la desaparición de los alumnos y el homicidio de seis personas en Ayotzinapa en septiembre pasado.

Abarca ha sido acusado de sustentar su predominio politico en la zona sobre la base de una alianza con grupos delictuales, los que cometían amedrentamientos y asesinatos de quienes se oponían a su poder.

 

 

 

WhatsApp Image 2018-06-19 at 22.48.15-2