Eunacom: 70% de los médicos que rindió el examen lo había reprobado antes

Carlos Sánchez (33) es médico general y llegó a Chile hace dos años, desde Colombia. Hoy ejerce en el Hospital de Ancud, en Chiloé, donde el año pasado se le comunicó que tenía hasta diciembre para rendir el Examen Unico Nacional de Conocimientos de Medicina (Eunacom) y, en caso de no aprobarlo, tendría que dejar el cargo.

Con el tiempo en contra y poca preparación, Sánchez lo reprobó. Obtuvo 36 puntos de 100 posibles, pero la Seremi de Salud, ante la escasez de médicos en la Isla Grande, prorrogó su contrato en el hospital hasta el 31 de julio próximo, de manera que pudiese aprobar la más reciente versión de la prueba, realizada este miércoles, en cinco recintos del país.

El caso de este profesional no es el único. Este miércoles, de los 2.151 médicos que se presentaron al examen -que es requisito legal para ejercer en consultorios y hospitales de la red pública-, apenas 654 lo rendía por primera vez. El resto, 1.497 galenos, ya lo había reprobado en sus versiones anteriores -70% del total de inscritos- de los cuales 1.401 se formó en el extranjero.

Incluso, 1.277 profesionales -1.212 titulados fuera del país y 65 formados en Chile- se presentaron este miércoles nuevamente, tras haber fallado en la versión de diciembre. “Es una prueba con mucha desventaja con el extranjero. Si repruebo otra vez, me quedo sin trabajo. Mis planes quizás sean vender empanadas, porque en todos lados te piden el Eunacom”, dijo Sánchez, en un receso, tras completar la primera mitad del test de 180 preguntas.

Extranjeros

El 94% de los examinados el miércoles se formó fuera de Chile. Así, 1.925 galenos foráneos rindieron el Eunacom, donde destacan 766 médicos de origen venezolano, 379 colombianos, 316 cubanos, 301 ecuatorianos y 107 bolivianos. Del total de extranjeros inscritos, 236 tienen nacionalidad chilena, quienes preferentemente obtuvieron su título en Cuba.

Para Beltrán Mena, director del examen, el alto flujo de titulados en el exterior se debe a “que en diciembre lo rinden todos los chilenos recién titulados, que es el momento natural para hacerlo”. Así, a mitad de año dan el examen, principalmente, aquellos egresados de las facultades de medicina que se atrasaron con asignaturas.

Mena añadió que para el próximo Eunacom ya están inscritos más de mil facultativos, por lo que se debería superar la cifra de diciembre pasado, que llegó a 4.524 examinados.

El director de la prueba explicó también que la elevada tasa de reprobación de los médicos foráneos, que llegó al 73,2% en diciembre, “refleja un nivel de conocimientos más bajo que el de los titulados en Chile. Esto está hecho al nivel de lo que tenemos en el país y los extranjeros que quieren ejercer acá deben demostrar el mismo nivel de conocimientos que los médicos locales, porque la idea de esto es proteger esa calidad”.

Manuel Araneda, vocero de la Asociación Chilena de Médicos Extranjeros, señaló que “las tasas de reprobación se dan por falta de preparación. Fundamentalmente, porque el médico extranjero trabaja en la atención primaria, donde tiene mínimo acceso a capacitación, como sí lo tienen los nacionales, que vienen recién egresados y a algunos los preparan desde primer año para el Eunacom”.

Araneda reiteró que el Eunacom debe ser administrado por un ente público y no por la Asociación de Facultades de Medicina de Chile (Asofamech). “No puede ser que el Estado le dé el poder a la universidades de Chile para que elijan con cuáles facultativos puede trabajar el Estado. Allí existe un serio conflicto de interés, porque ellos preparan médicos”, dijo el vocero.

Los resultados estarán el próximo 1 de agosto. Ese día, Carlos Sánchez sabrá si mantendrá su trabajo en el Hospital de Ancud.

latercera.com