Sin ttulo copia

Isapres obtuvieron en tres meses la mitad de las ganancias de todo 2017

Utilidades, entre enero y marzo, llegaron a $ 34.196 millones, impulsadas por alzas de precio a primas. El año pasado totalizaron $ 70.577 millones.


En el primer trimestre de este año, las isapres abiertas obtuvieron ganancias por $ 34.196 millones. Esta cifra, impulsada por los reajustes de precio a los planes y a la prima Auge, equivale a la mitad de las utilidades que alcanzó el sector en todo 2017, cuando cerró con un margen de $ 70.577 millones.

El balance revela, además, que las utilidades entre enero y marzo recién pasado son 45% más altas que las obtenidas en igual período de 2017, cuando llegaron a $ 23.662 millones.

El ejercicio, que es parte del Indice de Información Financiera que la Superintendencia de Salud publica en mayo, excluye a la isapre Masvida, que arrojó pérdidas y fue intervenida el año pasado. Y si se incluye a esta aseguradora, las utilidades respecto del año pasado, al comparar el primer trimestre, suben un 70%.

Los resultados de las aseguradoras están liderados por la isapre Cruz Blanca, cuyas utilidades subieron 251% entre enero y marzo, comparado a 2017. Le siguen Consalud (87,6%) y Colmena (41,5%).


Desde Cruz Blanca se informó que “el porcentaje reflejado del crecimiento de las utilidades de la isapre, al primer trimestre, se debe a la baja tasa de comparación con respecto al mismo período de 2017. En términos absolutos, las utilidades de la isapre están dentro del rango de las obtenidas por las demás compañías, siendo que el primer trimestre concentra las utilidades del año”.

Según distintos expertos, el margen obtenido por las aseguradoras responde a las últimas alzas de precio base de los planes, que promedió 3,8% en el sistema (liderado por el reajuste del 7,6% que aplicó Cruz Blanca), cuya vigencia corresponde a julio de 2017 y junio próximo. A esto se suma una mayor recaudación por el aumento de los cobros del Ges, que registró un incremento de 39,4% en 2016 y cuya prima está proyectada a tres años.

Así, las utilidades obtenidas en solo tres meses augurarían un balance final provechoso para el sector.“Este va a ser un muy buen año para las isapres, pero muy caro para los afiliados, por los incrementos de precios aprobados y que están implementándose”, sostiene Héctor Sánchez, director del Instituto de Salud Pública de la Universidad Andrés Bello.

Para el académico, el informe financiero permite identificar tres estrategias en la industria: “La primera corresponde a Colmena y Consalud, donde la estrategia es precio. Es decir, sus utilidades se identifican fundamentalmente por alzas de precio, no porque lo estén haciendo mejor, sino que están cobrando más caro. Cruz Blanca tiene una segunda estrategia, que es una mezca de aumento de precio más control de costos. La tercera estrategia es la de Banmédica y Vida Tres, que apuestan a una contención de precios y costos, pues no han subido los planes e igualmente obtienen utilidades. Ese es el mecanismo que debiera imponerse en la industria a mediano y largo plazo”.

Para Manuel Inostroza, decano de Medicina de la Universidad San Sebastián “claramente aquí hubo una sobrerreacción, un sobreajuste de precios”. El académico añadió que “tiendo a pensar que siempre que ha habido un escenario de una eventual reforma a futuro, el mercado reacciona haciendo sobreajuste de precios, como una manera de prepararse para un escenario inciertos de reformas que están por venir y donde no hay claridad de sus alcances”.

Inostroza añadió que el período medido abarca los meses de menor demanda en el sistema de las isapres: “Este primer trimestre, como incluye el periodo estival, hay una menor demanda de prestaciones médicas, que hace que el nivel de gasto sea menor y se incrementen las utilidades”.

Sánchez, a su vez, planteó que los resultados demuestran que el incremento que se hizo de la prima Ges “está muy por sobre los costos reales. Por lo tanto, puede ser que se haya hecho una estimación equivocada o que la prima Ges se usó como variable para ajustar la utilidad del plan de salud”.

Por su parte, Rony Lenz, economista y académico de la Escuela de Salud Pública de la Universiad de Chile, planteó que las ganancias que obtienen las aseguradoras deberían dirigirse a mejoras para los afiliados.

“Con este nivel de utilidades, las isapres nos debieran presentar un plan de reinversión de utilidad para mejorar el modelo de atención. El problema que tiene el sistema privado, es el modelo de atención basado en lo curativo, medicalizado, en atención de especialistas y que no maneja los problemas de salud de la población, no se manejan las las enfermedades crónicas, lo que debiera ser una obligación de una industria que está encargada de la salud de las personas y que administra su 7% de cotización”.

En este escenario, los expertos plantean que la reforma a las isapres anunciada por el gobierno debe incluir un mecanismo que regule las alzas de precio que, sostienen, redunda en mayores utilidades. “Estos resultados nos refuerzan la idea de que la reforma al sector, junto con eliminar la discriminación por sexo y edad, amerita controles al reajuste y un modelamiento de las utilidades, pues si no, siempre estaremos en un ambiente oligopólico, expuestos a este tipo de sobreajuste de precios, que no tienen justificación”, sostuvo Inostroza.

latercera.com

 

 

 

WhatsApp Image 2018-06-19 at 22.48.15-2